Envíos gratuitos a toda la Península a partir de 99€

Condiciones alquiler material esquí

Condiciones alquiler material esquí

Condiciones generales

  • Para alquilar el material es necesario dejar un nº tarjeta Visa con su fecha de caducidad.
  • El Alquiler se debe pagar por adelantado en su totalidad.
  • Una vez alquilado el material por varios días, no se devolverá el importe del alquiler, excepto lesión justificada con parte médico o cierre de la estación.
    Los vales generados por devoluciones justificadas, se tendrán de utilizar en la misma temporada.

Responsabilidad sobre el material alquilado

  • El cliente acepta usar el material escogido y se hace responsable de su cuidado durante el tiempo de duración del material alquilado
  • El cliente se hace responsable de los gastos que se deriven por causa de pérdida o robo, rotura o un mal uso del material alquilado.
    En estos casos la valoración del material afectado que deberá asumir el arrendatario será de (quedan excluidos los desperfectos normales que se deriven del desgaste lógico de su utilización)
  • Esquís:  2*  250 € //  3* 300 €// 4* 400 €// 5* 600 // 6* 900 €
  • Esquís Montaña 800 €
  • Esquís Niño 150 €
  • Botas 2* 150 € //  Botas 3* 300€
  • Casco 59 €
  • Botas Montaña 300 €
  • Mochila ABS 800 €
  • Snowboard tabla 300 €
  • Snowboard bota 150 €
  • Raquetas 150 €
  • Palos 30 €

Uso del material alquilado

  • Las fijaciones de los esquís son reguladas y revisadas por el personal de Copos para reducir al máximo el riesgo o grado de lesión en caso de caída. Pese a todo, las fijaciones no saltan en todas las circunstancias ni garantizan de modo total y absoluto su seguridad.
  • El cliente acepta el riesgo que comporta la práctica del ski y en consecuencia exime de toda responsabilidad a Copos, así como a sus empleados, de los daños que pudiera producirle o daños a terceras personas o cosas por esquiar con el material alquilado.
  • El material alquilado se halla en perfectas condiciones, la calidad y el ajuste de las fijaciones son idóneos para la talla, peso y nivel de ski del cliente, por lo que la persona se hace responsable de todo daño o lesión.